Un nuevo brote de hongo negro está preocupando seriamente a la comunidad científica y podría estar relacionado con el Covid-19

LEER MÁS: ¿Están arrojando esporas de hongo a la atmósfera?

La India, que ya se encuentra en medio de una ola catastrófica de infecciones por COVID-19, se enfrenta ahora a una doble crisis de salud.

Han detectado peligrosas infecciones por «hongos negros» que se desarrollan en los cerebros de los pacientes recuperados.

Por lo general, la mucormicosis es una infección extremadamente rara causada cuando el moho se arraiga en el cerebro, los pulmones o los senos nasales de una persona, informa la BBC.

El sistema inmunológico de una persona sana generalmente puede defenderse (el hongo real es sorprendentemente común), pero la India ahora está experimentando un aumento de infecciones entre los pacientes y sobrevivientes de COVID.

Los médicos están luchando para salvar a los pacientes de la enfermedad y su horrible tasa de mortalidad del 50 por ciento.

LEER MÁS: Encuentran un potente ‘antibiótico natural universal’

«Ya estamos viendo de dos a tres casos por semana aquí», dijo a la BBC Renuka Bradoo, jefa del ala de oído, nariz y garganta del Hospital Sion de Mumbai. «Es una pesadilla dentro de una pandemia».

El problema parece ser que los médicos están tratando a los pacientes con coronavirus grave con esteroides, que salvan vidas en este momento, pero debilitan su sistema inmunológico después del hecho.

Ese es especialmente el caso entre las personas con diabetes, que constituyen un gran porcentaje de los pacientes con mucormicosis de la India.

“La diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo, el coronavirus las exacerba y luego los esteroides que ayudan a combatir el Covid-19 actúan como combustible para el fuego”, dijo a la BBC el cirujano ocular de Mumbai, Akshay Nair.

Un nuevo reto para los médicos

Nair dice que trató a 40 pacientes con mucormicosis solo en abril, la mayoría de los cuales murieron o necesitaron una intervención quirúrgica urgente, como la extirpación de un ojo infectado.

Los expertos parecen pensar que el coronavirus y las formas en que se trata están haciendo que los niveles de azúcar en la sangre se vuelvan locos.

Esto agrava las condiciones de salud subyacentes de los pacientes diabéticos y haciéndolos particularmente vulnerables.

LEER MÁS: Las ‘antivitaminas’ combaten las superbacterias

Pero no todos los pacientes son diabéticos, y hubo muchos menos casos de mucormicosis durante la primera ola de COVID-19 en la India, lo que dejó a los médicos y expertos luchando por encontrar respuestas.

Ahora están enfrentándose a un nuevo reto que podría poner en riesgo más vidas de las que actualmente están siendo sesgadas por coronavirus.

Vía: Neoscope

Estos artículos le encantarán:

¿Qué hacer si alguien que no cumple la cuarentena?

Bill Gates propone implantar chips a toda la población mundial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Síguenos en Redes Sociales

Facebook     Instagram     YouTube     Twitter